Consumo Local Emprendimiento Tendencias

STORYTELLING, EL PODER DE CONTAR UNA HISTORIA.

Todos tenemos historias que contar, la vida en sus vueltas nos deja los recuerdos y las sensaciones de un espacio en el tiempo.

Cada persona percibe el mundo de manera diferente y cada una de estas memorias, corresponde a un pequeño espacio en nuestra mente. Recordamos a través de los sentimientos y de las experiencias, nos constituimos.

No solo las personas tenemos historias que contar, también las empresas tienen mucho que decir. Hoy estas tienen la posibilidad de ir más allá, de salir de su área de confort y dejarse conocer. Es posible enamorarse de las marcas, sobre todo de aquellas que se relacionan con nosotros y nos hacen sentir que formamos parte de esta.

Las herramientas online, fungen un papel fundamental, en nuestra huella digital, se va acumulado nuestra historia, de crear canales de comunicación y de dar a conocer al mundo quiénes somos y nuestro papel en la sociedad.

Si nos ponemos a pensar y recordar acerca de toda nuestra vida laboral, ¿cuántas vivencias no nos vienen a la mente? Algunas tristes, felices, de esfuerzo, graciosas, pero todas nos hacen lo que somos ahora. En el caso del emprendedor, cuando tiene una idea y decide conseguirla, comienza un sueño y con ello la trama de su propia película que siempre será digna de contarse.

Cuando una empresa cuenta una historia, despierta en las personas algo más que ofrecer un producto y satisfacer una necesidad. Genera misterio y con él, un interés que perdura generando un lazo emocional, que hace de nuestros clientes, fans. Que nos compran, hablan de nosotros y participan en el desarrollo de la marca.

Es verdad que las personas ya están cansadas de que les vendan cosas y están constantemente bombardeadas de información. Es por ello que el abrir a generar historias que van mucho más allá del producto, si no enfocadas en su esencia, son herramientas vitales para la comunicación.

Con el objetivo de crear este “click” en las personas que haga que se acuerden de nosotros. Este “click” se basa en crear emociones, sentimientos que perduran más en la mente de la gente, que crea esa conexión emocional y empática.

La clave del Storytelling, es conocer a al cliente al que va dirigido nuestro producto y crear esa conexión e identificación con nuestra historia. Hay que tener cuidado que al contar historias, no se trata de componer la realidad.

Una cosa es contar historias y otra muy diferente es “hacerle al cuento”.

La sinceridad es vital en este proceso. Pensemos como empresa las historias que pueden causar un impacto a nuestros clientes. Aquellas que permitan ver la parte humana de la empresa, la historia o el proceso de la concepción del producto, la experiencia del espacio (en su caso), escenas con las que se puedan relacionar.

Contar una historia puede ser la mejor manera de enumerar los atributos de la empresa, haciéndolo de una manera más perceptiva y emocionante. Cuando una empresa muestra a sus usuarios como les acompaña en su vida cotidiana para hacerla mejor, es fantástico. Pero cuando una empresa, les involucra en los mejores momentos de su vida, eso no tiene precio.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies